jueves, septiembre 06, 2007

zarpar

A medio camino de un viaje. El recorrido ha sido largo y difícil, lleno de cruces, desvíos y obstáculos. No he seguido el camino correcto. En parte me arrepiento de ello, y en parte no me arrepiento de nada, ya que debo sacar sabiduría de las experiencias vividas.
En este punto intermedio, toca tomar una decisión. Seguir o abandonar. Abandonar es fácil, basta con dejar el camino actual y empezar otro; un simple salto hacia un lado. Abandonar... Seguir es complicado, más cuando faltan ánimos y fuerzas para seguir adelante, sin ver el horizonte más allá de dónde ha quedado anclado.

Un tiempo oscuro de desesperación ha pasado por encima de mi. Pero, por alguna razón, alguna fuerza interior me ayuda a seguir adelante. Será porque un amigo mio me dijo: "... tu no eres de los que abandonan.", o será porque tampoco queda tanto camino por recorrer. Por eso decido seguir, olvidarme de toda distracción que pueda hacer desviarme de mi camino, olvidarme de las voces que surgen de todas partes impidiéndome concentrarme en seguir adelante. ¿Es la decisión correcta? Sólo se que es mi decisión y debo vivir con ello. ¡Queda una cuesta por subir y me agarraré fuerte para no caerme!

1 comentario:

Javi dijo...

¡¡Adelante, que somos inteligentes, jóvenes y con un gran....!!!